Posts Tagged ‘juguetes’

Chistes de Viejitos – (6569)

Share
Chistes de Viejitos – (6569) 4.2/5 (84%) 800 votes

Sabes que ya estás viejo cuando:
Te empieza a gustar la música de acordeón.
Sentado en una banca del parque, un boy scout viene y te ayuda a cruzar las piernas.
Cuidar tu jardín se convierte en la parte más importante de tu vida.
Siempre buscas en la radio, la estación de música suave.
Estás dormido, pero tu familia se preocupa que puedas estar muerto.
Prendes las velas de tu pastel de cumpleaños y unos indios forman un circulo alrededor y empiezan a cantar kumbaya.
Tu compañía de seguros te manda su calendario de cortesía, mes por mes.
En las cafeterías, te quejas que su gelatina es muy dura.
Tu sillón tiene más opciones que tu automóvil.
Te toma un par de intentos pasar unas boyas en la calle.
Te cansas caminado las escaleras hacia abajo.
Empiezas tus oraciones con, en esta época.
Volteas a ambos lados antes de cruzar un salón.
Llegas a la conclusión que tu peor enemigo es la gravedad.
El número de tu licencia de manejo tiene 2 dígitos.
La gente llama por teléfono a las 9:00 p.m. y preguntan, ¿Te desperté?
Vas a una fiesta en un jardín y te interesa más el jardín.
Te das cuenta que tu boca promete cosas que tu cuerpo no puede cumplir.
El mesero te pregunta cómo quieres tu carne cocinada y tú contestas en pedacitos.
Una estampilla de correo, ahora cuesta más que cuando ibas al cine de pequeño.
Tus juguetes de la infancia están en un museo.
La mayoría de tus compañeros de trabajo nacieron el mismo año de tu último ascenso.
La ropa que guardaste hasta que volviera estar de moda, está de moda otra vez.
Todas tus películas favoritas volvieron a salir en color.
Tienes más cabello en tu nariz y orejas que en la cabeza.
Tu auto que compraste nuevo, es ahora de colección.
Usas calcetines negros con pantuflas.

Chistes de Navidad – (9984)

Share
Chistes de Navidad – (9984) 4.1/5 (82%) 391 votes

Había una vez dos niños uno pobre y uno rico. Era época de navidad, y el niño rico recibió muchos juguetes. El niño rico le preguntó al pobre:
¿Y a tí que te trajo Santa?
Un topoto, le contestó el niño.
¿Qué es eso?, preguntó el niño rico.
No te puedo decir, le contestó.
Horas después el niño rico va con su papá y le dice:
Papá, papá, quiero un topoto.
¿Qué eso?, preguntó el papá.
El niño le contesta:
No sé, pero mi amigo lo tiene y no me dijo lo que era.
El papá va con el niño pobre y le dice:
Te doy todo lo que recibió mi hijo si me enseñas tu “topoto”.
Está bien, pero primero traiga los juguetes, contesta el niño pobre.
15 minutos después llega el señor con los juguetes y le dice al niño pobre:
Aquí están los juguetes, ahora ve por tu mentado topoto.
El niño le contesta:
Esta bien, ahorita voy por mi “topoto”.
El niño se va caminando y se mete al baño, agarra el tubito de cartón del rollo de papel, camina hacia afuera y le dice al papá y al niño rico:
Aquí está, esto es un topoto.
El señor le contesta:
¡Eso es un tubo de cartón!
Deje, le muestro, dijo el niño pobre, y se puso el tubo en la boca y empezó a cantar:
To-po-to-,topo-to-topo.

Chistes de Otros… – (3690)

Share
Chistes de Otros… – (3690) 4.4/5 (87%) 673 votes

Excusas elegantes ante la recesión:
Los restaurantes estaban acabando con mi estómago, nada como la comida casera.

Esta comprobado que los celulares producen cáncer.

Decidimos cambiar a los niños de colegio, esos colegios bilingües ya no enseñan valores.

Yo corté con la rumba los viernes, uno termina la semana fundido.

Prescindí del chofer, no resisto la conversadera.

Decidimos no darles tantos juguetes a los niños, después no valoran nada.

Me tocó salir de la acción, ese club se llenó de gente rara.

Como son de decorativas las artesanías.

Este año no salimos, la capital es deliciosa en Diciembre.

Para qué un Pentium III, eso es exagerado.

No es que estemos recortando personal, es que por reingeniería nos pasamos al sistema outsourcing.

Cancelamos el crucero por las Bahamas, que tal que nos agarre un huracán.

El Botero (NB. Famoso escultor, referencia a una obra suya) nos lo pidieron prestado para una retrospectiva en Europa.

Estoy andando en el Hyundai de mi mujer mientras llegan los repuestos del Mercedes.

El médico me prohibió el sushi.

Yo odio esas Explorer y Blazers que se lo llevan a uno por delante, son unos mafiosos.

Lo clásico nunca pasa de moda. Eso de Versace, Armani o Boss es para disfrazar actrices y modelos.

¡Estos Daewoo son buenísimos!

Ah, estamos dichosos sin empleada.

Con este desastre de calles no se justifica cambiar de carro.

¿La suscripción de TV cable? La suspendí, los niños se la pasaban pegados a la TV todo el día.

¿Mariscos? Ni muerto, soy alérgico desde chiquito.

El viaje a Europa lo aplazamos, este invierno va a estar durísimo.

Chistes de Viejitos – (1191)

Share
Chistes de Viejitos – (1191) 4.1/5 (82%) 617 votes

Sabes que ya estás viejo cuando:
Te empieza a gustar la música de acordeón.
Sentado en una banca del parque, un boy scout viene y te ayuda a cruzar las piernas.
Cuidar tu jardín se convierte en la parte más importante de tu vida.
Siempre buscas en la radio, la estación de música suave.
Estás dormido, pero tu familia se preocupa que puedas estar muerto.
Prendes las velas de tu pastel de cumpleaños y unos indios forman un circulo alrededor y empiezan a cantar kumbaya.
Tu compañía de seguros te manda su calendario de cortesía, mes por mes.
En las cafeterías, te quejas que su gelatina es muy dura.
Tu sillón tiene más opciones que tu automóvil.
Te toma un par de intentos pasar unas boyas en la calle.
Te cansas caminado las escaleras hacia abajo.
Empiezas tus oraciones con, en esta época.
Volteas a ambos lados antes de cruzar un salón.
Llegas a la conclusión que tu peor enemigo es la gravedad.
El número de tu licencia de manejo tiene 2 dígitos.
La gente llama por teléfono a las 9:00 p.m. y preguntan, ¿Te desperté?
Vas a una fiesta en un jardín y te interesa más el jardín.
Te das cuenta que tu boca promete cosas que tu cuerpo no puede cumplir.
El mesero te pregunta cómo quieres tu carne cocinada y tú contestas en pedacitos.
Una estampilla de correo, ahora cuesta más que cuando ibas al cine de pequeño.
Tus juguetes de la infancia están en un museo.
La mayoría de tus compañeros de trabajo nacieron el mismo año de tu último ascenso.
La ropa que guardaste hasta que volviera estar de moda, está de moda otra vez.
Todas tus películas favoritas volvieron a salir en color.
Tienes más cabello en tu nariz y orejas que en la cabeza.
Tu auto que compraste nuevo, es ahora de colección.
Usas calcetines negros con pantuflas.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!

Video Recomendado: